Salva Martín | Página oficial > Blog > Fútbol > Así rindieron los 10 fichajes más caros del Real Madrid

Así rindieron los 10 fichajes más caros del Real Madrid


La contratación Jude Bellingham se convertirá en una de las más importantes, por estrategia y coste, de la historia del Real Madrid. El centrocampista compartirá top-10 con unos fichajes estratosféricos que no siempre resultaron exitosos. Entre ellos priman los medios (siete) por encima de los delanteros (tres). Respecto a sus nacionalidades, una macedonia en la que falta la española: un belga, un inglés, un galés, dos portugueses, dos franceses, un colombiano, un brasileño y un serbio. Veamos qué hicieron en Chamartín:

Hazard (115 millones). La primera en la frente. Llegó en el verano de 2019 como una estrella rutilante y se marcha por la puerta de atrás. Cuando comenzó a demostrar su valía, las lesiones y cierta indolencia le convirtieron en uno de los fichajes más ruinosos de la historia del club. 4 temporadas, 7 goles.

Jude Bellingham (103). Se le espera como el sucesor natural de Modric. Con sólo 19 años, es el más joven de la lista en el momento de su contratación. Llega del Dortmund tras anotar 20 goles y regalar 21 asistencias en las últimas dos temporadas.

Gareth Bale (103). Aunque muchos lo recuerdan por su desafortunada pancarta de ‘Golf, Gales, Madrid’, lo cierto es que se han visto pocas zurdas como la suya en el Bernabéu. Marcó dos goles imborrables en la memoria blanca, el de la final de Copa de 2014 y el conseguido en la final de la Decimotercera (2018). Las lesiones y su carácter le impidieron marcar una época. 8 temporadas, 106 goles.

Cristiano Ronaldo (96). Legendario. Por sus números. Por su fútbol. Por su ambición. El portugués fue santo y seña del Real Madrid durante los nueve años que vistió de blanco. Rompía récords como hábito. Entre ellos, el de máximo goleador del club. Pasará mucho tiempo en verse un jugador semejante. 9 temporadas, 451 goles.

Tchouameni (80). Llegó procedente del Mónaco como sustituto de Casemiro. Palabras mayores. En su primera temporada, el rendimiento fue notable hasta el Mundial de Qatar. Después perdió el puesto y no recuperó su mejor forma. Es joven y tiene años por delante para demostrar sus cualidades.

Zinedine Zidane (77,5). Puro mito desde su contratación, con el relato de la servilleta, hasta su trayectoria como madridista. Fue el segundo ‘galáctico’ de Florentino y la apuesta no pudo salir mejor. El gol de la Novena supuso la culminación de su arte: hacía plástico cualquier gesto sobre el campo; encontraba pases y definiciones donde al resto se apagaban las luces. Está considerado como uno de los más grandes de la historia junto a Di Stéfano, Pelé, Cruyff y Maradona. 5 temporadas, 49 goles.

James Rodríguez (75). Después de realizar un excelente Mundial en 2014, el Real Madrid lo fichó para dotar de calidad el centro del campo. Con una zurda exquisita, exhibió sus virtudes mientras las lesiones y las decisiones técnicas le respetaron. No realizó mal papel de blanco, pero dejó la sensación de que podría haber triunfado de verdad. 4 temporadas, 37 goles.

Kaká (67). Llegó junto a Cristiano y Benzema en la primera temporada de la segunda etapa de Florentino Pérez. Era la gran estrella del Milán, pero en el Bernabéu nunca terminó de convencer ni explotar. Mediapunta fino, pero quizás demasiado ligero para el gusto de la grada. 4 temporadas, 29 goles.

Jovic (63). Otro batacazo sin paliativos. Se fichó como sustituto de lujo para Benzema después de realizar una gran campaña con el Eintracht, pero nunca entró por el ojo a Zidane, entrenador en su etapa de blanco. Se fue como vino, sin hacer ruido. 3 temporadas.

Luis Figo (60). Su fichaje ha llegado a merecer una docuserie en Netflix. Mito y capitán del Barcelona, fue la gran baza de Florentino Pérez para ganar las elecciones en el año 2000. Indiscutible por la derecha, quizás no llegó al Bernabéu con la velocidad de juventud, pero tenía tanta calidad que fue indiscutible hasta su marcha al Inter de Milán. 5 temporadas, 58 goles.