Salva Martín | Página oficial > Blog > Fútbol > De un Real Madrid-Athletic nació el Atlético de Madrid

De un Real Madrid-Athletic nació el Atlético de Madrid


El Real Madrid iniciará la Liga con un Clásico. Sí, han leído bien. Mucho antes de que se asociara esa denominación a los enfrentamientos con el F.C. Barcelona, el verdadero clásico, el ‘Viejo Clásico’ —si somos exquisitos con la Historia—, es el disputado por los blancos contra el Athletic de Bilbao. Y si a eso le sumamos que fue un partido entre ambos equipos lo que terminó de motivar la creación del máximo rival de los blancos en la capital, el duelo no puede tener más alicientes.

Corría el año 1903 cuando el Real Madrid y el Athletic Club disputaron la primera final del Campeonato de España. El torneo, surgido del éxito de la Copa de la Coronación de un año antes, contó con tres participantes y resolvió los finalistas mediante una liguilla. Tanto madrileños como vizcaínos se deshicieron fácil del Español (4-1 y 4-0) y el 8 de abril se citaron en el Hipódromo de la Castellana ante 10.000 espectadores. Curiosamente, ese día el Real Madrid sufriría un episodio que más tarde insertaría en su ADN: una remontada (el Athletic no se vino abajo tras el 0-2 inicial y consiguió el título al darle la vuelta al marcador: 3-2).

Aquella victoria supuso el empujón definitivo para que varios socios del Athletic decidieran crear una sucursal de su equipo en Madrid, el Athletic de Madrid (hoy Atlético de Madrid) que, como su inspiración, comenzó a vestir de azul y blanco. La relación entre ambos clubes se alargó hasta 1921, año en el que el club madrileño al fin se independizó del vasco. El fútbol tiene estas paradojas.

Respecto al partido entre Real Madrid y Athletic del sábado (21.30 horas), los antecedentes favorecen a los blancos, que no pierden en casa de los leones desde la temporada 14/15 (1-0). El año pasado, Benzema y Kroos dieron a los de Ancelotti una cómoda victoria (0-2). Pero, en el fútbol, la estadística es sólo parte de la decoración, por lo que a buen seguro que los blancos sufrirán para disipar las dudas surgidas durante la pretemporada. La principal, la debilidad por los desajustes defensivos que le han llevado a encajar 8 goles en cuatro encuentros.

Será la tercera temporada en la que el Madrid jugará los tres primeros partidos fuera de casa de forma consecutiva, y, hasta ahora, la obligación por las obras del Bernabéu ha salido rentable. Siete puntos de nueve posibles en la 21/22 (victoria ante Alavés y Betis y empate contra el Levante) y pleno de triunfos el año pasado (Almería, Celta y Espanyol).