Salva Martín | Página oficial > Blog > Fútbol > El Madrid vuelve a hablar español

El Madrid vuelve a hablar español

Jugadores españoles del Real Madrid

El mercado para la temporada 23-24 deja una conclusión clara en el Real Madrid: vuelve a hablar español. Cuatro han sido los refuerzos acometidos por Florentino Pérez y la mayoría, de origen patrio: Brahim, Fran García, Joselu. A ellos se suma la apuesta de Bellingham, con un desembolso galáctico. Algunos dirán que el dato tiene trampa, pues los tres tienen pasado blanco y no son puramente fichajes nuevos, pero lo cierto es que, desde la campaña 18-19, el Real Madrid no contaba con una plantilla tan españolizada (ahora son nueve por 13 de entonces). Veamos.

Además del excesivo mimo con el que Florentino trató a las estrellas, la principal crítica que se realizó a su primera etapa al frente del Real Madrid (2000-2006) fue la pobre consideración por el talento patrio: sólo fichó a Sergio Ramos. Pero esto ha cambiado en su segundo periplo, pues a partir de 2009 ya son 20 los jugadores españoles que han llegado al Bernabéu. No todos con el mismo éxito, también es cierto. Al brillo mostrado por Xabi Alonso, Carvajal o Lucas Vázquez, cabe la contrapartida que representan Illarramedi, Odriozola o Canales, entre otros.

Para la temporada próxima, la apuesta parece ser firme. Con Mendy cuestionado y Camavinga en disposición (propia, sobre todo) de volver al centro del campo, Fran García contará con muchas oportunidades de consolidarse; Brahim apunta a primer recambio en la parte delantera después de hacer un gran papel en el Milán; y, por último, Joselu es hasta el momento el único nueve de la plantilla, por lo que, titular o suplente, gran parte de la responsabilidad goleadora recaerá sobre él.

Jugando a los paralelismos, podemos remontarnos 30 años hasta la temporada 93-94, cuando Bosman todavía no era ley, sino un jugador desconocido. El Madrid de aquel entonces, entrenado por Benito Floro, vivía los últimos rescoldos de La Quinta. Eran años de plantillas casi españolas, salpicadas con pocos extranjeros. En el caso del Madrid, esa campaña estaban Zamorano, Dubovsky, Prosinecky, y Vítor, un lateral brasileño que llegó porque no lo pudo hacer Cafú y resultó testimonial. Fue la temporada de la famosa bronca en Lleida y un estrepitoso fracaso en juego y títulos, pues sólo se ganó la Supercopa de España. La principal crítica de aquel entonces resultó la falta de acierto goleador justo el año en el que Hugo Sánchez se había marchado. ¿Merece la pena tenerlo en cuenta como toque de atención?